Martes, 20 Febrero 2018

Formas de demostrar amor

Written by  Maleni Grider Published in Familia Miércoles, 24 Febrero 2016 11:56
Rate this item
(0 votes)

Queridos míos, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no ha conocido a Dios, pues Dios es amor.

1 Juan 4:7 y 8

El amor es activo, es benigno. Se complace en agradar, se complace en complacer. El amor es dar, y seguir dando, a pesar de los pesares y los malos días. Amar es una palabra pequeña pero llena de significados. Amar es acudir, estar, permanecer, persistir, atender, comprender, satisfacer, cuidar, servir, ocuparse, expresar, escuchar, perdonar.

Si quieres amar a tu esposa, habla con ella, mírala a los ojos, dile lo que sientes por ella, cuídala, sorpréndela, acógela en tus brazos, duerme cerca de ella, pregúntale todo, cuéntale todo, toca su cabello, sedúcela, cántale al oído, ríe con ella, camina con ella, ayúdala, sé atento a sus necesidades, llámala cuando haya tormenta, dile tus planes, cuéntale tus sueños, alaba su hermosura, ora por ella, no dejes de esforzarte en amarla; tu inversión de amor dará grandes rendimientos a tu vida. Ella te devolverá multiplicado cada beso, cada momento feliz, cada flor.

Si quieres amar a tu esposo, dile cuánto lo admiras, cuéntale los motivos, repítele que es el único para ti, agradécele por su trabajo y su provisión, ora por él, sírvele el café sin que te lo pida, siempre tócalo con tus manos, sigue su consejo, confía en él, anímalo, dile todas las cualidades que has visto en él, recibe siempre su abrazo, asegúrale de lo que es capaz, llámalo durante el día, ordena su ropa, recuérdale sus citas, escríbele notas amorosas, sorpréndelo con cenas especiales, masajea su espalda, aconséjalo, sedúcelo, complácelo, acompáñalo.

Si quieres amar a tu prójimo, di “buenos días” en la mañana, haz favores, sonríe sin motivo, regala flores, escucha lamentos, ofrece disculpas, da todo lo que quieres recibir, sirve de comer, siembra árboles, canta, busca la paz, procura la reconciliación, perdona, acaricia, anima con tus palabras, ignora las ofensas, atiende tus llamadas, busca a tus amigos, llora con los que lloran, ayúdalos a encontrar soluciones, ofrécete a servirlos, pon atención a las necesidades, ora por los enfermos, visítalos, limpia su casa, olvídate un poco de ti mismo y mira alrededor.

El amor es una huella, un sello, una herencia. El amor es un regalo, un grito de victoria, un viento de paz. El amor es una acción manifiesta, no un tesoro escondido. El amor nos enciende de día y nos arrulla de noche. “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor involucra castigo, y el que teme no ha sido hecho perfecto en el amor.” (1 Juan 4:18)

Amar, más que una práctica, es una forma de vida. Amar no es algo que te ocurre, sino algo que tú haces que suceda. Amar es una elección, una convicción que nos impulsa a dar lo mejor de nosotros mismos. No somos víctimas del amor, sino generadores potenciales de amor.

Por amor fuimos creados, por amor fuimos rescatados, por amor somos bendecidos cada mañana. Amemos a los demás, creemos atmósferas amorosas, rescatemos con amor, bendigamos a otros, dejemos fluir como un torrente de vida el amor que hemos recibido.

“La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.” 2 Corintios 13:14

 

Read 777 times