Domingo, 17 Diciembre 2017

Spotlight y su mensaje al Vaticano

Written by  Ana Elena Barroso Published in Cine con valores Jueves, 10 Marzo 2016 12:58
Rate this item
(0 votes)

En la pasada entrega de los Óscares 2016, el tema central de la ceremonia no fue la calidad de las películas, su producción, realización o el nivel de los actores que les dieron vida. El hilo conductor y parámetro de evaluación para conceder la deseada presea fueron las historias que contaban. La mayoría de las producciones nominadas giraban alrededor de la victimización del hombre por el hombre mismo y el sufrimiento de aquellos caídos.

Siguiendo la temática de la ceremonia, la ganadora del Oscar a mejor película fue: “En primera Plana” (Spotlight), que desarrolla la investigación de un caso de pederastia en la ciudad de Boston en Estados Unidos en el año 2001 por parte del periódico: “The Boston Globe”. Para sorpresa de todos los invitados, los ganadores en el podio dedicaron este triunfo como mensaje al Vaticano y al Papa Francisco.

Al día siguiente, el Vaticano publicó en su sitio web una reflexión muy interesante de la periodista Lucetta Scaraffia sobre la película y su tratamiento, insistiendo que no es una película anti Católica.

Consideré importante transcribir completo el mensaje por ser sumamente balanceado y claro. Trata sobre la gravedad del problema de pederastia que abate a muchas instituciones como iglesias, escuelas públicas, familias, centros deportivos y recreativos entre otros y la importancia de que se le dé foro de atención mundial. Además subraya la necesidad de impulsar un periodismo investigativo equilibrado que presente todos los lados de un problema tan complejo.

A continuación reproduzco la reflexión para que saquemos una conclusión propia:

29 de Febrero de 2016

Dos Óscares a «El caso Spotlight»

No es una película anti católica

Spotlight, que ha ganado el Óscar, tiene una trama interesante. Y no es una película anti católica, como se ha escrito, porque es capaz de dar voz al desánimo y el dolor profundo de los fieles ante el descubrimiento de estas terribles realidades.

Ciertamente, en la narración no se da espacio a la lucha continuada y tenaz que Joseph Ratzinger, como prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe y como Papa, llevó adelante contra la pedofilia en la Iglesia. Pero en una película no se puede decir todo, y las dificultades que encontró Ratzinger no hacen más que confirmar la tesis de la película, es decir, que muchas veces la Institución eclesiástica no ha sabido reaccionar con la necesaria determinación ante estos crímenes.

Ciertamente, y lo sabemos todos, los niños son seres indefensos y, por lo tanto, víctimas privilegiadas de abusos también en las familias, en los círculos deportivos, en las escuelas laicas. Los monstruos no llevan exclusivamente la sotana. La pedofilia no deriva necesariamente del voto de castidad. Pero está claro que en la Iglesia demasiados se han preocupado más de la imagen de la Institución que no de la gravedad del hecho.

Todo esto no puede justificar la culpa gravísima de quien, visto como representante de Dios, se sirve de esta autoridad para aprovecharse de los inocentes. Esto en la película está bien narrado, dando espacio a la devastación interior que estos actos generan en las víctimas, que no tienen ya ni siquiera un Dios a quien encomendarse, a quien pedirle ayuda.

El hecho de que de la ceremonia de los Óscares haya salido un llamamiento al Papa Francisco para que combata este flagelo debe ser visto como un signo positivo: hay aún confianza en la Institución, hay confianza en un Papa que está continuando la limpieza iniciada por su predecesor ya como cardenal. Hay aún confianza en una fe que lleva en su corazón la defensa de las víctimas, la protección de los inocentes.

Lucetta Scaraffia

El documento se puede encontrar en la siguiente liga:

http://www.osservatoreromano.va/es/news/dos-oscares-el-caso-spotlight

Viendo los esfuerzos de los últimos dos Papas para atacar el problema dentro de la Iglesia, los católicos debemos sumarnos a su espíritu y darlos a conocer a las personas que tienen la impresión de que estos desafortunados eventos solo ocurren entre los sacerdotes católicos. Concienticemos a los demás, que las acciones preventivas, deben aplicarse en todos los ambientes donde los niños se desarrollan para que crezcan seguros y confiados.  

Aquí el informe de las acciones que la Iglesia está realizando sobre este tema:

http://www.lastampa.it/2016/03/10/vaticaninsider/es/reportajes-y-entrevistas/lucha-contra-la-pederastia-scicluna-la-lnea-de-papa-benedicto-contina-TnzGsHAtpHVMNMRJPSpGWN/pagina.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

Read 1243 times Last modified on Viernes, 11 Marzo 2016 09:53