Miércoles, 17 Enero 2018

El lugar donde fue bautizado Jesús vale 4 millones de dólares

Written by  Fernando de Navascués Published in Iglesia Martes, 02 Agosto 2016 13:26
Rate this item
(0 votes)

No deja de ser una paradoja que el lugar que debiera ser el más limpio del mundo resulta ser uno de los más peligrosos y mortales. Si por el bautismo se nos limpia el pecado original, y aunque Jesús no lo tuviera por ser Dios, ¿qué lugar más puro podemos encontrar que las orillas del río Jordán en donde Él mismo fue bautizado?

El relato bíblico del bautismo del Señor por Juan el Bautista a las orillas del río Jordán lo encontramos en el Evangelio de Mateo a lo largo de su capítulo 3: “Entonces aparece Jesús, que viene de Galilea al Jordán donde Juan, para ser bautizado por él. Pero Juan trataba de impedírselo diciendo: ‘Soy yo el que necesita ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?’ Jesús le respondió: ‘Déjame ahora, pues conviene que así cumplamos toda justicia’. Entonces le dejó. Bautizado Jesús, salió luego del agua; y en esto se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba en forma de paloma y venía sobre él. Y una voz que salía de los cielos decía: ‘Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco”.

A lo largo de los siglos, los cristianos hemos acudido a esta parte de Tierra Santa con el ánimo de renovar las promesas del bautismo. A pedir a Dios que nos rehaga, nos renueve, nos convierta… pero las obras de los hombres a veces buscan ocultar lo mejor de Dios. Así, durante la “Guerra de los Seis Días” (5-10 de junio de 1967) todo este territorio que recuerda el bautismo de Jesús fue sembrado de minas. Se trata de un terreno fronterizo con Jordania y estratégicamente capital.

En esta área, conocida como Qasr el-Yahud, a pocos kilómetros de la ciudad de Jericó, hay antiguas iglesias y monasterios pertenecientes a la Iglesia Católica, a la Iglesia copta, a la Iglesia sirio ortodoxa y a varias Iglesias ortodoxas. Lugares de culto que tuvieron que ser abandonados entonces y a donde no se ha podido regresar desde casi un lustro.

Sin embargo, se espera que en breve sean eliminadas todas las minas que se colocaron en aquella zona durante la guerra. Pero para ello se necesitan unos dos años de trabajos y unos 4 millones de dólares. La responsable es Halo Trust, una ONG británica especializada en este tipo de trabajos de recuperación de espacios y de eliminación de minas y restos explosivos de guerra. El padre Pierbattista Pizzaballa OFM, anterior custodio de Tierra Santa y recientemente nombrado administrador apostólico de la sede vacante del Patriarcado Latino de Jerusalén, explicó a la agencia Fides que “estamos a la espera del día en que, gracias a la Halo Trust, podamos volver a celebrar con seguridad el sacramento del bautismo”, puesto que serán restaurados los antiguos monasterios e iglesias para dar cabida a las liturgias y ofrecer cuidado pastoral a los cientos de miles de peregrinos que podrían volver a visitar el lugar.

Ahora, la Halo Trust ha puesto en marcha una suscripción para financiar el proyecto, por lo que ha pedido especialmente a las Iglesias y comunidades cristianas de todo el mundo apoyo económico para poder limpiar de bombas las 100 hectáreas que ocupan el lugar del Jordán en donde bautizado Jesús.

Aquí puedes ver un vídeo que explica todo el proyecto que está llevando a cabo Halo Trust y cómo se encuentran en la actualidad las iglesias y monasterios de Qasr el-Yahud.

Read 359 times Last modified on Miércoles, 03 Agosto 2016 10:23