Domingo, 17 Diciembre 2017

¿Hijos exitosos o hijos plenos?

Written by  Vicky Mijares Published in Educación Jueves, 18 Agosto 2016 09:52
Rate this item
(1 Vote)

En un taller para padres de familia que impartí hace algún tiempo, pregunté: ¿A quiénes les gustaría tener hijos exitosos, profesionistas, líderes de excelencia? Todos a la vez, alzaron la mano. Y, es que ¿Quién no tiene esta perspectiva para el futuro de los hijos?

Yo quisiera ahora que reflexionemos sobre otras preguntas: ¿Qué es ser excelente?, ¿Qué es ser exitoso?, ¿Qué es ser líder?, ¿De qué te sirve ser profesionista?, ¿Tener dinero?, ¿Tener poder? Un político tiene poder y sabemos que no tienen la mejor reputación. Mi madre decía: “¡si quieres ser un barrendero; sé el mejor!”.

Todos los padres deseamos tener hijos buenos, pero, ¿qué queremos decir con “hijos buenos”? Que tengan buenas notas escolares, que obedezcan y hagan todo lo que les pedimos, o que sean niños que vivan cada etapa de su vida, disfrutando y desarrollando los diferentes aspectos que le hagan construirse como persona.

El tema de la educación es un proceso esencialmente dinámico, con ella se pretende el perfeccionamiento del individuo como persona humana. La verdadera educación debe partir de la verdad sobre el hombre, proporcionándole las herramientas que le hagan ejercitar y desarrollar sus capacidades.

Los hijos, fruto del amor de los padres, de ellos (y de nadie más) dependen de este proceso de acuerdo a los diferentes estilos y criterios educativos.

Para lograr una educación asertiva será necesario que los padres de familia asuman su responsabilidad y el compromiso que genera el ser partícipes de la creación, para dar forma a algo contamos con su naturaleza, con su esencia misma y gracias a ella descubrimos todos los alcances que puede lograr. Guiarles en el camino de la vida a alcanzar la plenitud.

Plenitud implica alcanzar el desarrollo total e integral de la persona humana, en todas sus dimensiones física, biológica, psicológica y espiritual. De aquí se desprende que los padres de familia se pongan de acuerdo para establecer las pautas educativas que utilizarán para educar a sus hijos.

La adecuada jerarquización de valores, la práctica de todas las virtudes les dará la ejercitación de la voluntad, les formarán la conciencia y un adecuado sentido crítico y de razonamiento adecuado, que les permita vivir en libertad y alcanzar la felicidad.

Por ello propongo: “FORMAR HIJOS PLENOS”. Lanzarnos a esta hermosa misión de ser padres, con el objetivo de “FORMAR HIJOS PLENOS”. Con amplia inteligencia, voluntad firme y conciencia clara de la dignidad de personas humanas que son.

 

Read 1050 times