Miércoles, 17 Enero 2018

Little Boy

Written by  Eduardo Ochoa Published in Cine con valores Jueves, 14 Mayo 2015 12:25
Rate this item
(1 Vote)

Al inicio de nuestras vidas, cuando aún somos pequeños, necesitamos de la ayuda y la atención de otros, de alguien más grande y con más experiencia que nosotros.

Ese tiempo, el de la niñez, es algo que gozamos y que quizá también sufrimos; una etapa en donde lo mágico parece rodearnos y acompañarnos todos los días. Es una época en la vida en donde nos resulta fácil creer todo y en todos, momentos en los que nos divertimos con cosas simples y sencillas como una caja de cartón, una montaña de arena, muñecos hechos con palitos de madera y con otras cosas tan básicas y sencillas, que soñar es muy fácil. Pero poco a poco vamos creciendo, haciéndonos grandes y desafortunadamente vamos permitiendo que se apague nuestra capacidad de soñar.

Little Boy es una película que nos recuerda lo grande e importante que es esa etapa de nuestra vida, donde soñar y creer es cotidiano, simple, sencillo. Nos cuenta la historia de un niño americano llamado Pepper que vive en un pueblo de la costa de California. Durante la Segunda Guerra Mundial su padre es enlistado en el ejército y tiene que dejar a su familia para ir a pelear contra los japoneses, lo cual destroza al pequeño, porque su padre es su mejor y único amigo, la única persona con quien puede platicar y jugar. Pepper no tiene amigos entre sus compañeros ya que es rechazado por ser más pequeño físicamente que todos los demás. De ahí que le llaman: “Little boy” (niño pequeño).

Días después de la partida de su padre, Pepper va a la Iglesia y escucha el sermón de uno de los curas del pueblo en el que decía que quien tuviera la fe del tamaño de un grano de mostaza, todo le sería posible conseguir. Con esta idea en su cabeza, busca al sacerdote para preguntarle cómo conseguir esa fe y él le da una “lista mágica” y le explica que haciendo lo que ahí dice, logrará que su fe crezca; es ahí donde comienza la aventura del niño por conseguir la fe que necesita para lograr que su padre regrese a casa.

En el pueblo se hizo famoso por las “locuras” que cometió para cumplir con los puntos de la lista. Después de enfrentar algunos obstáculos, alguien le dijo: “Se necesita valor para creer” (It takes courage to belive), esto lo impulsó a no perder la fe y seguir creyendo que en algún momento la guerra terminaría y volvería a ver a su padre de regreso.

El mensaje que nos deja esta película es que no todos se atreven a creer, porque creer significa aventurarse a lo desconocido, es como dar un paso hacia el vacío, sin saber qué sucederá. El miedo y la desconfianza nos limitan para conseguir lo que soñamos y nos puede resultar tan difícil creer, que fácilmente nos desilusionamos y optamos por no hacerlo, porque siempre será más fácil quedarnos en nuestra zona de confort que introducirse a lo desconocido, al terreno de lo incierto.

La comodidad puede llegar a paralizar la vida del hombre hasta hacerla monótona, sin sentido, e incluso llega a quitarle el sentido de aventura que muchas veces debe tener.

Es una historia donde se refleja el amor filial entre padres e hijos y lo profundo que puede llegar a ser aún a pesar de la distancia. Consideraría que es una película muy recomendable para los padres con hijos pequeños.

Little Boy nos hará recordar nuestra niñez y nos animará a recuperar nuestra capacidad de creer, de soñar y de luchar por nuestros ideales. Quizá en cosas tan simples y pequeñas es en donde volveremos a encontrar lo que más vale la pena.

Read 1924 times