Miércoles, 17 Enero 2018

Pasante de Moda

Written by  Eduardo Ochoa Published in Cine con valores Jueves, 22 Octubre 2015 12:13
Rate this item
(6 votes)

Si mezclas ingredientes como: grandes actores, magnífico guión, buena fotografía y una excelente y actual historia, el resultado sería esta película.

Nos muestra, de una manera original y divertida, el contraste entre dos generaciones actuales sin contraponerlas, en donde saca lo mejor de cada una, enseñando sus cualidades y exponiendo que no todo lo del pasado es malo, ni tampoco es bueno todo lo del presente. Saca a relucir el anhelo que hay en la gente mayor de sentirse útil todavía y la necesidad en la gente joven de la guía y la sabiduría de aquellos que llevan más camino recorrido, aunque quizá ni siquiera se den cuenta de ello.

Pasante de moda es una divertida historia sobre un señor jubilado que encuentra trabajo como pasante de la directora de una empresa de ropa. Un océano de diferencia es la edad que les separa y, sin embargo, por diversas circunstancias, logran conectar el uno con el otro.

Él necesitaba hacer algo con su vida porque cargaba desde hace tiempo el vacío del retiro; ella necesitaba un apoyo, alguien que le orientara. Él, un gran experimentado en ventas en una empresa tradicional; ella, una soñadora y aventurera que se lanzó a desafiar el paradigma familiar creando su propio negocio dejando a su esposo encargado de la casa y de su hija.

Y así, la historia de ambos se entrelazan en una divertida sucesión de eventos que muestran cómo el ser humano siempre necesitará de alguien en los momentos difíciles de la vida.

En medio de esta historia se muestra en momentos cómicos, ese contraste entre las dos generaciones de hoy: los que crecieron en un mundo sin computadoras ni internet y los que son nativos de esta nueva realidad. Dos mundos diversos, pero en donde compartimos una misma base, que seguimos siendo humanos.

Él viene a mostrar los valores que en su tiempo eran el modus vivendi pero que ahora los jóvenes han perdido, como son: la caballerosidad, el trabajo duro y constante, la lealtad en la empresa, la distinción en el vestir y en la presentación personal, el valor de lo clásico y de las cosas bien hechas, de calidad.

Ella le muestra cómo la generación de hoy es mucho más dinámica, que pueden lograr grandes cosas trabajando con pasión por sus propios sueños, que están dispuestos a vivir de una manera diversa como la generación pasada lo hizo y a tomar riesgos que los lleven por caminos desconocidos y complicados.

Y, sin embargo, los dos admiran todo esto el uno del otro añorando lo perdido y aprendiendo de lo nuevo.

Solo si los jóvenes están dispuestos a recuperar aquellas cosas valiosas del pasado, que hoy en día no se ven tanto, y si los mayores están dispuestos a enseñarle a los jóvenes, no imponiendo sino proponiendo, entonces podríamos hacer que esos valores que ambas generaciones tienen, puedan seguir actuales en nuestro mundo. Solo así el hombre estará preparado para enfrentar las aventuras que el futuro nos depare.

Read 1631 times