Domingo, 17 Diciembre 2017

Vivir en África...mi mejor experiencia!

Written by  María José Acedo Trueba Published in Testimonios Miércoles, 23 Octubre 2013 19:00
Rate this item
(7 votes)

Vivir en África me ha dejado mucho más de lo que pude haber imaginado. No sé cómo ni en qué momento se me ocurrió ir a dar clases a una escuela en Tanzania, pero en cuanto se me metió esa idea a la cabeza, estaba segura que esto era lo que quería hacer e hice todo lo que pude para ir.

Me imaginaba que iba a ser una experiencia difícil, pero al mismo tiempo una experiencia que me iba a ayudar a crecer en muchos aspectos. Nunca me imaginé que al vivir en un lugar tan lejos, tan diferente, donde existe tanta pobreza y tantas dificultades, me iba a hacer la persona más feliz del mundo.

 La escuela a la que iba todos los días, se llama "Charity", tiene alrededor de 60 alumnos y todos son de 3 a 8 años de edad, la escuela no tiene suficientes bancas, suficientes salones, ni suficiente dinero para mantenerse y para pagarle a los profesores y el director de la escuela trabaja muy duro para sacar adelante a todos esos niños. Todos los niños y profesores han vivido historias muy fuertes o viven en condiciones muy difíciles y al mismo tiempo son las personas más alegres y generosas que conozco. 

Desde el día que llegué me hicieron sentir bienvenida y confiaron en todo lo que les fui a enseñar. Se notaban las ganas que tenían de aprender, sobre todo cuando algunos no tenían ni lápices ni cuadernos y aún así buscaban la manera de tomar apuntes o participar en la clase, incluso los profesores preferían tomar mi clase en vez de dar las suyas, pero más que nada se notaba el cariño que necesitan y todo el cariño que tienen para dar.

Me tocó vivir momentos muy fuertes con los niños, como verlos pasar hambre o verlos quedarse huérfanos y aunque ha sido muy difícil, esas son las situaciones que me han abierto el mundo y me han ayudado a valorar y fortalecer mi relación con ellos. 

Esta experiencia me ha dejado mucho más de lo que pude haber pedido y al estar allá, me di cuenta que ir a África ha sido la mejor decisión que había tomado y no la cambiaría por nada. Esta experiencia me ha abierto los ojos a las necesidades de otros países y me ha hecho darme cuenta de lo que puedo hacer por el mundo y de lo poco que estaba haciendo antes de ir.

Conocer tan de cerca gente de una cultura tan diferente a la mía, me ayudó a ver cómo en el fondo todos somos iguales y todos tenemos mucho que dar. Aprendí que el amor de Dios que procuré transmitirles y que ellos me transmitieron fue el mismo, y que ahí lo encontré en cada uno de los niños con los que trabajé. Me hizo ver que el dinero y los bienes materiales son lo menos importante cuando buscamos ser felices y que sacar lo mejor de mí es lo que me hace verdaderamente feliz.

Read 4996 times Last modified on Jueves, 24 Octubre 2013 13:10